«Mi hijo vendía helados y extorsionistas me lo mataron»

El delito de extorsión es el más denunciado y se ha convertido en el diario vivir para la mayoría de guatemaltecos, que lo han padecido como causa principal de constantes asesinatos.

El caso de la familia Álvarez Cifuentes, inició luego del asesinato de Jeison Alejandro Álvarez Cifuentes de 21 años, a causa de las extorsiones.

La familia narró que Jeison encontró empleo como vendedor de helados en la zona 18, luego de dos años de estar buscando.

«Ingresó a ofrecer el producto a la colonia San Rafael 2, donde extorsionistas lo acribillaron», dijo la madre.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

La progenitora añadió que a raíz de que en la zona lo descalifican, por mucho tiempo Jeison no pudo encontrar trabajo.

«Al final logró emplearse ganando Q30 diarios, que le servían para ahorrar e inscribirse en la universidad», agregó.

Las investigaciones en el caso de Jeison continúan, pero si mayores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *