Sanción de Q500 mil por fiesta clandestina

La fiesta clandestina del 12 de junio, en una mueblería, sigue causando reacciones. Este día el negocio donde se llevó a cabo el festejo fue sancionado a pagar medio millón de quetzales.

La multa fue impuesta por el juez de Asuntos Municipales de Santa Catarina Pinula.

La sanción obedece a que los propietarios del negocio realizaron la fiesta en un lugar no acondicionado para este fin.

Según las autoridades judiciales de dicha comuna, el comercio no podrá abrir hasta que cancelen la multa.

Pese a la presión de la población, las autoridades del Ejecutivo no han reportado capturas por la fiesta en pleno toque de queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *