Familia de Marta Carlibeth exige justicia

Familiares de Marta Carlibeth Granados Blanco, cuyo cuerpo sin vida fue localizado sobre el kilómetro 222 ruta a San Marcos, jurisdicción de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, exigen a las autoridades justicia y el esclarecimiento del crimen.

El cadáver de Marta presentaba un disparó en la cabeza, según lo que indicaron fiscales del Ministerio Público -MP-.

La madre de la víctima señala al exconviviente como el principal sospechoso del asesinato, ya que el lunes último, Marta Carlibeth le escribió para indicarle que su expareja junto a cinco hombres armados llegaron al lugar donde laboraba.

El problema entre la víctima y su exconviviente nació por el hijo que ambos tienen en común, cuyo paradero se desconoce desde el 28 de octubre.

Según la progenitora de la víctima, el señalado se llevó al menor desde la fecha antes mencionada y no lo volvieron a ver; por lo que fue activada la alerta de búsqueda Alba-Kenet.

«Mi hija trabajaba de edecán en San Marcos y llevaba 15 días de estar trabajando, hasta que el lunes me escribió y me dijo mamá afuera está el gato», refirió la progenitora.

Según relató, Marta le pidió que le enviara una recarga y fue en ese momento en que ya no supo más de su hija, hasta que el cuerpo apareció en un terreno boscoso con un disparo en la cabeza.

«Exijo a las autoridades justicia y que el bebé aparezca, porque no he sabido nada de él», señaló la entrevistada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *