Casa terroríficamente decorada recibió visita de la policía

La celebración de Halloween en Estados Unidos, es una tradición, casi tan importante como la Navidad o el Año Nuevo, lo que ha originado que las personas inviertan grandes cantidades de dinero y tiempo en decorar sus viviendas.

Pero este 2020, trascendió una decoración compuesta por una película de terror, que ha acaparado la atención de centenares de personas y vecinos del lugar.

Se trata de la casa de Steven Novak, un ciudadano de Dallas, cuya decoración es considerada como de otro nivel.

De terror

Novak es una artista que quiso dar un toque hiperreal a la decoración de Halloween en su vivienda.

La intención no solo es causar terror, si no diversión, según lo explicó el propio Novak.

Colocó en su tejado un maniquí con un machete clavado en la nuca, otro más lo ubicó frente a la puerta principal de su residencia, pero este tiene el cráneo aplastado por una caja fuerte y el último lo tendió a unos metros de la casa, también con la cabeza totalmente destrozada; todo con grandes cantidades de sangre.

También colocó una carretilla llena de miembros envueltas con bolsas negras para basura, simulando un cuerpo desmembrado, al que apenas se le alcanza ver el rostro.

«Estoy muy orgulloso de la carretilla volcada por la calle llena de bolsas de basura, que parece un intento fallido de deshacerse de los cuerpos desmembrados en medio de la noche», dijo Novak al diario Dallas Observer. «Un niño pasó por aquí y me preguntó qué les pasó; le dije que comieron demasiados caramelos».

A pesar de la gran imaginación el tinte de realismo que le dio Novak a su casa, su proyecto inicial era aún más ambicioso, sin embargo, no descarta plazmarlo para el próximo año.

Visita de la Policía

Sin duda la decoración de Novak ha llamado poderosamente la atención, incluso la de la policía, quienes han pasado un par de veces frente a la residencia; incluso ya lo interrogaron sobre la decoración.

«Sólo estuve en casa dos veces para recibirlos. Me dijeron que pensaba que era genial y que sólo estaban allí porque debían responder a las quejas del sargento», refirió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *