El guatemalteco que estuvo a punto de ser deportado desde su cama en un hospital

Se trata Armando Vargas, un guatemalteco, que presenta graves lesiones en el cerebro tras ser arrollado por una motocicleta en el Estado de Filadelfia.

Las fuertes heridas obligan a Vargas a permanecer en una cama de hospital Jefferson Healt, desde el 10 de mayo, bajo supervision médica.

Pese a ello, autoridades del hospital quisieron repatriarlo, pero familiares hicieron todo lo posible para que esto no sucediera.

«Tenían planeado sacar a mi tío del hospital, a pesar que su condición no es buena», refirió una familiar.

Al final el centro asistencial dio marcha atrás por el momento en la decisión.

«Nos están dando un promedio de cuatro semanas, como para que la familia se prepare», dijo.

Los parientes agregaron que nadie de la familia firmó de consentimiento la orden de traslado; mucho menos lo hizo Vargas.

Mientras tanto el proceso continúa para verificar si fue el hospital quien giró la orden de deportación, basándose en la condición migratoria de Vargas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *