SEGURIDAD CIUDADANA Un tema social, ineludible e importante para el desarrollo integral de los pueblos.

Uno de los temas más tratados por los gobiernos de turno en los países en vías de desarrollo, inclusive en el ámbito profesional y/o científico es la Seguridad Ciudadana. Diariamente se pueden leer editoriales y columnas enteras dedicadas, unas a hablar de violencia, delincuencia, crimen organizado y otras a criticar de diferente forma a las entidades involucradas en dar respuesta a este requerimiento de la población, especialmente de la económicamente activa; y es que no es para menos porque la Seguridad Ciudadana es la base sobre la cual descansa la estabilidad real que permite el desarrollo de planes y proyectos propuestos por los gobiernos y ciudadanos fructuosos para los Estados.

Guatemala, El Salvador y Nicaragua, que vivieron guerras civiles, en las que menores de edad portaron y usaron armas de fuego, son países donde hay más armamento en poder de particulares, como consecuencia de que los excombatientes nunca se desarmaron totalmente. La venta y portación de armas en Guatemala es legal, sin embargo no todas están registradas debidamente, eso dificulta la investigación y esclarecimiento de muchos crímenes. Muchas armas sin registro están en manos del crimen organizado, eso hace que su combate sea una necesidad primaria para los Estados, pues es de orden transnacional y se manifiesta a través de redes globales descentralizadas con expresiones múltiples, extremadamente variables y en constante cambio.

Hoy el enemigo ya no es solo la delincuencia común o doméstica, es algo mucho más grande y complejo que debe enfrentarse con políticas tendientes a fortalecer a las instituciones involucradas, pues lo que está en juego es el riesgo de que estas organizaciones criminales se apoderen totalmente del Estado. Ya desde la cumbre del G-7 desarrollada en la ciudad canadiense de Halifax en 1995, fueron puestas de manifiesto las dimensiones adquiridas por el crimen organizado.

La importancia de los fenómenos del crimen organizado está en relación directa con el debilitamiento de la autoridad del Estado y con la pérdida de cohesión y fuerza de las Instituciones, tanto públicas como privadas. Diversas actividades económicas “legales” y positivas son financiadas por dólares lavados producto del negocio de drogas.

Continuará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *